SEPARATA

 

 

 

 

 

TODOS LOS NÚMEROS

DE TRINANDO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PUBLICACIÓN ANEXA DE LA REVISTA LITERARIA TRINANDO - DIRECTOR FUNDADOR: MARIO BERMÚDEZ -COLOMBIA- EDITORES MÉXICO: ABRAHAM MÉNDEZ Y CARLOS AYALA

6

SELECCIÓN POÉTICA

 

 

 

CARLOS ALBERTO AYALA OJEDA

MÉXICO

 

 

Las Marranitas OINK

 

Estas son las marranitas

que te canta OINK aquí

hoy por ser día de tu orgasmo

lo celebramos así.

 

Despierta, mi squirt, despierta,

mira que ya amaneció.

Ya los penecillos cantan

y ya se puso el condón.

 

Qué linda está la mamada

con que vengo a despertarte.

Venimos los dos con gusto

y placer a squirtearte.

 

El día en que me cogiste

se abrieron todas tus flores,

te di todo tu bautismo:

chiquiteadas por montones.

 

Ya se viene corriendo,

ya el golpe del squirt nos dio.

Levántate bien marrana,

mira que ya se te chorreó.

 

Si yo pudiera bajarte

los calzones y el liguero,

sería para mecotearte

todititos los agujeros.

 

Yo soy todo un Don Juan

por toditito San Pedro

y te bajo los calzones

para subirte al cielo.

 

Con lubricante y condones,

hoy te vengo a saludar.

Hoy por ser día de tu orgasmo,

te he venido a cochar.

 

********************************************

 

…Desdigo a Dios porque al tenerte yo en vida, no necesito ir al cielo…

José Antonio Méndez

 

Ivagina por un momento,

ivagina tan sólo por un instante

que no has muerto.

 

Ivaginemos que no moriste,

que no volviste

a tu planeta.

 

Ivaginemos que te fusionaste

con la Tierra.

Ivaginemos que ahora

eres gorriones

y magnolias.

 

Ivaginemos que eres

terciopelo.

Negro sobre azul

terciopelo.

Ivaginemos que sos

el black velvet

que ahora bebo,

el cual descanso

de cuando en cuando

en un portavasos

de blue velvet,

mientras Alanna Myles

y Bobby Vinton cantan,

al tiempo

que David Lynch filma.

 

Ivaginemos:

toda tú

ahora eres

las playas del mundo,

que te volviste arena,

mar, sal, mareas

olas y espuma.

Ivaginemos:

eres caracolas,

gaviotas, nubes,

sol, luna

y crepúsculos arrebolados.

 

Ivaginemos que adivinas

de nuevo,

que me invade

el llanto.

Que me asaltan

sin cuartel

mis melancolías.

Ivaginemos que suena,

el timbre,

la campana

que me dice

que lo sabes.

 

Ivagina, por hoy,

que, en estos momentos,

no eres

mujer lagarto.

Ivagina:

eres una simple mortal,

como todas las presentes.

Ivagina que eres

aquélla que alzó

su copa,

la que besa

su cerveza

celebrando mis letras

y brindando

conmigo.

 

Ivagina

que nunca

fuiste

Alejandra Isabel Zavala.

Ivagina

que sólo es

un nombre

en una bala.

Ivagina

que eres Aejandra Zetta,

La Mujer Lagarto.

Ivagina

que este mundo

de mierda,

a mí también

me tiene harto.